miércoles, 17 de abril de 2013

ONCE


Algo que escribí hace tiempo y que quería compartir.

17:01     06/08/08
Me quedan 11 cigarrillos… once.  Y como justamente estaba pensando en las casualidades, en mi vida, se me ocurrió contar cuantos cigarrillos me quedaban  porque sospeché que podrían ser 11… y eran 11.
Entonces decidí que serán los últimos 11 cigarrillos que fumaré, así que tengo que dejarlos para momentos en los que valga la pena fumármelos. Estoy segura de lo que estoy diciendo? Claro que no… je, pero a veces es de esta manera como las cosas mejor salen.
Pedí un deseo para mi último cigarro, el número 11, y le di la vuelta para no olvidarme. No sé si alguna vez creí en estas cosas pero siempre me quedó en el fondo esa incertidumbre, así que por si acaso…
Acabo de encender el primero, ya solo quedan 10 y aunque no hace ni cinco minutos que me fumé uno, este momento lo vale; es como si me hubiera salido de mi cuerpo, siento como si estuviera flotando en el aire… Tengo que conseguir esto que me he propuesto y entonces podré conseguir cualquier cosa que me proponga.
Siento tantos nervios como si fuera la decisión de mi vida! Pero me lo guardo para mi. Qué sensación tan rara! Y qué agradable! Y rara… Me tiemblan las piernas, me tiembla el cuerpo. Es mucho más que el simple hecho de dejar de fumar, va más allá de si podré hacerlo o no. Y aunque no pueda explicarlo, en el fondo yo lo sé, y con eso me alcanza.

12:41     17/04/13
5 años más tarde…





9 comentarios:

  1. Nunca es tarde si la bicha es buena...

    ResponderEliminar
  2. Desde luego fueron los últimos once... OH WAIT!

    ResponderEliminar
  3. Ñej ñej ñej ñej muaj aj aj aj aj aj

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Yo diría que si tuvieras 11 cigarrillos, los guardes todos así siempre tenés 11... a su vez dejarías de fumar.
    Bingo!

    ResponderEliminar